Sillón Técnico

Hallgrimsson, de dentista a héroe nacional

FRANCE SOCCER UEFA EURO 2016

Hallgrimsson es un apellido popular en Islandia. Hasta ahora era conocido por un famoso jugador de balonmano, deporte de masas en el pequeño país de 330 mil habitantes, y por un naturalista y poeta del siglo XIX, una referencia en la isla.

Pero desde la Eurocopa, otro Hallgrimsson se ha unido a la lista de héroes nacionales con ese nombre: el coseleccionador de futbol que ha conducido al equipo nacional a los cuartos de final del torneo continental, una función que comparte con el sueco Lars Lagerback.

El lunes pasado, Islandia derrotó a Inglaterra por 2-1 y se clasificó a cuartos de final; Heimir Hallgrimsson, coseleccionador y dentista, estaba entusiasmado. Islandia no solo ganó a Inglaterra, sino que se medirá con el anfitrión Francia en cuartos, tras llegar invicta al ganarle a Austria y empatar con Portugal y Hungría en la fase de grupos.

Hallgrimsson, quien cumplió 49 años durante la Eurocopa, comenzó su carrera de técnico en el futbol femenino, que hasta ahora había tenido mejores resultados en el país que el masculino, llegando a cuartos de final de la Eurocopa-2013.

Tras iniciar su carrera como entrenador en 1993, alternó su profesión de dentista con los equipos femeninos de Hottur e IBV. Al IBV femenino lo condujo a la primera división, para luego hacer que terminara dos veces segundo y haciéndole ganar una de las dos finales de la Copa de Islandia que disputó.

Sus buenos resultados con las chicas lo llevaron a ser nombrado entrenador del cuadro masculino del IBV, con el que terminó décimo y dos veces tercero entre 2009 y 2011, cuando fue contratado por la federación islandesa como asistente del sueco Lars Lagerback.

En esa misión ayudó al sueco a conducir a Islandia a la eliminatoria de repesca de clasificación al Mundial de Brasil-2014, en el que fue derrotada por Croacia. A partir de ahí compartió la función de coseleccionador con el sueco, pasando después de la Eurocopa a ejercer en solitario como técnico del equipo nacional.

“Solía trabajar como dentista desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde, antes de entrenar al IBV desde las cinco. Toda mi jornada era laborar. Cuando comencé a trabajar con la federación iba menos a la clínica. Este año casi no he ido”, afirmó en el sitio de ESPN antes de la Eurocopa.

“Trabajar como dentista me ha ayudado sobremanera. Mucha gente siente miedo de ir al dentista, por lo que debes buscar la mejor forma de hablarles. Tienes que relajar a uno, ser divertido con otro, serio con el tercero, pero rápido para adaptarte. Lo mismo con los futbolistas”, finalizó Hallgrimsson, quien va de vez en cuando a su clínica a ver a algún paciente.

AFP