Sillón Técnico

Lesnar conquistó la CDMX

IMG_8210

Se esperaba su presencia desde hace un par de años, cada que se apagaban las luces en el reciento, la gente miraba la pantalla y preparaba sus celulares para apreciar cada gesto, cada mirada de “Suplex Beast”.

Brock Lesnar, se llevó el combate desde el arranque, con su presentación, llena de colorido y mucha energía que más tarde sacaría para vencer al búlgaro.

Rusev, inició muy agresivo, todavía no comenzaba el duelo y él ya se le había lanzado con todo a Lesnar. Lo acorraló sobre una esquina y no lo dejó escapar por un par de segundo.

La reacción de Lesnar fue explosiva y eufórica, llena de rabia. Le aplicó tres suplex de forma seguida y Rusev, no se rendía, su espíritu guerrero le impedía caerse. Cuando reaccionaba el búlgaro, el “Suplex Beast”, le aplocó un F5 y el encuentro se acabaría.

 De este modo, Lesnar demostró que es mejor luchador y le podría competir por el título.

IMG_8472

“Lest’s go Roman, Roman Sucks”.

Roman Reigns, odiado y amado por el público mexicano, retuvo el Campeonato de los Estados Unidos, al vencer Kevin Owens, en una Arena Ciudad de México dividida.

Sin lucir un espectacular encuentro, ambos gladiadores lucharon en todo momento, sus técnicas lucieron por lapsos en cada área del cuadrilátero.

La gente tuvo un papel fundamental en esta historia, ya que dividió la arena entre los que amaban a Reigns y los que lo odiaban. A tal grado que los espectadores repetían las mismas palabras que John Cena le dice encuentro tras encuentro “Lest’s go Roman, Roman Sucks”, “Lest’s go Roman, Roman Sucks”.

IMG_8167

Chris Jericho llama “idiotas” a los mexicanos

Owens y Reigns, no fueron los más odiados. Existe un personaje que se llevó más que un recuerdo del 10 de mayo, el famoso “eh Put…..”.

A pesar de que es uno de los luchadores más admirados por la gente de México, sus palabras lo llevarían ha ser repudiado y es que al salir al escenario, Chris Jericho llamaría “idiotas ” y “estúpidos “ a los presentes.

Esto ocasionó, una reacción de enojo de los espectadores ya que todo movimiento, cada golpe, cada mirada que hacia Jericho, terminaría con el famoso grito usado en el futbol.

Seth Rollins, su rival, usaría este golpe anímico, para ganarse al público, tomar fe y confianza en el cuadrilátero. De hecho, en ciertos momentos, él mismo organizaba el grito.

Por: Erik Almeda

Foto: Edgar Enríquez