Sillón Técnico

Los caprichos de Juan Carlos Osorio en la Confederaciones

DDvTNwwXcAA6UcV

Quizá y me tachen de criticar todo lo que hace Juan Carlos Osorio, pero no podemos vivir con los ojos tapados. No podemos solapar tanta mediocridad. Decir falsas-verdades, no es bueno para la afición, debemos ser autocríticos.

Antes de comiencen a insultarme o decirme de lo que moriré, debemos ser honestos. Poner las cartas sobre la mesa y analizar el desempeño de Juan Carlos Osorio y los jugadores en la Copa Confederaciones. No era el mejor equipo, ni mucho menos la mejor estrategia usada en cada partido. Chivas debió ser la base. La selección es de momentos y ellos era la opción.

A pesar de esto, yo creía en el nivel de México. Estaba con ellos, pero después de analizar y ver cada partido del TRI en la Confederaciones, me dejaron más dudas que certezas. Si a Chepo de la Torre lo corrieron por una mala Copa Confederaciones, hoy los directivos deben hacer lo mismo.

No basta con presumir de que le ganaste a Honduras, Canadá o Estados Unidos (equipos que pasan por su peor momento). O que solo has perdido 4 cotejos. No le tenemos que mentir a la afición.

La defensa es una coladera, 10 goles en 5 partidos, es una cifra increíble. Pocas veces vimos a una defensa así. Los delanteros no fueron los mejores, Chicharito no pasa por su mejor momento. Héctor Herrera y Miguel Layún, sin pena y gloria.

Lo rescatable del torneo fue Ochoa, Jonathan, Peralta y Vela. Cada jugada y cada pase era certero, por eso fueron lo mejor. Marco Fabián solo anotó un golazo y fue todo.

Las rotaciones no sirven, no funcionan en selecciones cuando tu destino depende de tres partidos. Ante Portugal, Nueva Zelanda y Rusia, se empató y se ganó por las individualidades, no por la estrategia del timonel. Solo recordemos los 45 minutos ante Nueva Zelanda. Un equipo gris, sin carácter e idea de juego. Hacer 8 cambios, es una locura.

Hoy, Juan Carlos Osorio dejó mal visto a México y su carácter en las canchas. Hace un tiempo, se criticó a Miguel Herrera por pelearse y discutir dentro y fuera de las canchas, si somos severos y equitativos, el técnico colombiano debería renunciar.

La imagen que recordaremos de Osorio será el “Mother Fuker” y el insulto que le hizo al cuarto silbante. Casi le mordía la oreja al estilo Mike Tyson. Esto sucede cuando se agotan tus recursos “metodológicos”, sacas el lado salvaje, tu lado animal, ese que predomina al hombre. Recuerdo cuando el técnico dijo: “el futbol es un deporte de caballeros”. ¿Y si rotamos a los técnicos y directivos?

El discurso de Osorio se desgastó: “Merecíamos más. Era un 4-3 no un 4-1. Es un marcador engañoso ” y más blah blah y blah.

Lo que debemos decir es que la venta de espejitos, la publicidad engañosa, los tuits de “perdimos, pero mejoraremos. Nos vemos en un año”, se agotaron. La afición se cansó y exige explicaciones. De continuar así, México tendrá un pésimo mundial, a no ser de que le pongan en el certamen a países que solo van como turistas.

Si no ganan la Copa Oro, yo le recomiendo a los de la FMF que busquen el teléfono de Matías Almeyda y le propongan dirigir a la selección. Es el mejor técnico de la Liga MX y el que ha dado mejores resultados. Estamos a un año del mundial y las cosas pueden mejorar.

 Por: Edgar Enríquez

Getty: