Sillón Técnico

WWE conquistó el corazón de los mexicanos

WWE conquistó el corazon de la Arena Ciudad de México

La cita y el lugar estaban definidos, mejor inmueble no pudieron elegir que la Arena Ciudad de México que registró casi un lleno para ver la WWE Live.

Desde muy temprano las aficionados iban llegando uno a uno portando las playeras, gorras y juguetes de sus luchadores preferidos. Y como si fuera una toma en cámara rápida, los asientos se iban llenando poco a poco hasta no caber ni una alma.

La aventura de la noche comenzó con el enfrentamiento de parejas Erick Rowan y Luke Harper, miembros de la familia Wyatt, perdieron con Kofi Kingston y Big E Langstom, en un encuentro dominando de principio a fin por estos últimos.

Al ritmo de “México, México, México”, comenzó el segundo combate, donde las miradas, los flashes y las ovaciones se dirigieron a un solo luchador.

Vestido de verde, blanco y rojo, Sin Cara, impresionó a todos con esos saltos, piruetas y llaves que le aplicó a Curtis Hussey, mejor conocido como Fandango.

Este último sólo se llevó los chiflidos y gritos de las chicas, luego de mover seximente las caderas. Al término de la lucha, el originario del DF, saludos a los niños y agradeció a los asistentes por el apoyo.

La tercera pelea fue una exquisitez, un deleite para los caballeros, y es que salieron al ring las Divas, las luchadoras más fuertes y coquetas del planeta. No sólo fue una pelea llena de glamour al estilo de Vogue, sino que estaba en juego el campeonato de las divas.

La actual monarca de la WWE Aj Lee, sufrió desde los primeros segundos luego de que Paige le propinara patadas, golpes y llaves, dejándola paralizada en el suelo por varios minutos.

Mientras fue avanzando el combate, Aj preparaba la estrategia indicada para vencer a Paige, al ver a esta confiada, se dejó levantar y agarrar del cabello, cuando esto sucedía, la campeona revertió lo sucedido con una especular llave y así refrenar el título de la WWE.

Con el lema impregnado en su camiseta “We The People”, el carismático luchador Jack Swagger, venció sin problemas a Bo Dallas, mejor conocido como Bolieve en la cuarta pelea de la noche.

Más que un combate lleno de llaves, se dedicaron a ver quien era el más popular entre los presentes. Y dirigiendo las manos a todas direcciones por turnos, las exclamaciones ¡Yeah! y ¡Buuu! apreciaron.

El ganador fue Swagger, quien se mofó de Bo diciéndole “¿dónde está tu sueño, ese era tu sueño, el estar tirado en el ring?”.

La quinta pelea corrió a cargo del majestuoso y legendario luchador Big Show, quien se sobrepuso al dominio que mostró por momentos Bray Wayatt para noquearlo con un Súper Punch y quedarse con el triunfo.

Posteriormente, llegó el turno para los Matadores y Torito, luchadores que se han ganado el cariño de los aficionados al incorporar la cultura de los Toros y la lucha libre y como auténticos toreros se llevaron una gran faena al vencer a Heath Slater y Titus O’Neil.

Al término del combate, los asistentes no pararon de corear “Olé, olé, olé” al mismo tiempo que Torito demostraba sobre el cuadrilátero sus dotes de gladiador al KO a Slater.

La noche caía en la Arena Ciudad de México y los ánimos se incrementaban con la presencia de Cesaro y de Sheamus, actual campeón de la WWE. Ambos luchadores demostraron una auténtica pelea llena de técnicas y llaves.

Pocos luchadores son privilegiados de conocer estas técnicas, recordemos que Cesaro tuvo la oportunidad de vivir unos años en el DF y de aprender de los mejores luchadores de nuestro país.

Lamentablemente para Cesaro esta no sería su noche, ya que el cariño y reconocimiento de los asistentes estaba con Sheamus.

El actual campeón sufrió, fue noqueado, se llevó las mejores maniobras de Cesaro, pero respondió majestuosamente con una Patada Blanca, dejándolo inconsciente y solo así vencerlo.

El momento de la verdad había llegó, la pelea callejera se hizo presente sobre la Arena Ciudad de México. Dos grandes gladiadores se enfrentarían una vez más, por un lado el Rey del Money in the Bank y por el otro el ex campeón de la WWE.

Fue un combate caótico, lleno de emociones, la adrenalina subía a la par de las ovaciones. John Cena y Seth Rollins, utilizaron sillas y mesas para castigarse. Durante más de 20 minutos nos deleitaron con sus mejores llaves especiales.

Rollins dominó gran parte del combate hasta que Cena aplicó el famoso “Yo Can´t See Me”, dejando al que perteneció una vez a The Shield, inconsciente sobre una mesa. De esta forma, John Cena se mantiene como uno de los ídolos de la afición mexicana.

Les recordamos que la WWE seguirá su tour este domingo en la Arena Monterrey.

Texto y fotos por Édgar Enríquez y Francisco Escalante

Para ver más fotos del evento, visítanos en nuestro Facebook o Twitter.

IMG_2001

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

IMG_2015

IMG_2003

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México

WWE conquistó el corazón de la Arena Ciudad de México